Seleziona una lingua:
  • Italiano
  • English
  • Deutsch
  • Français
  • Español
  • Русский
[*] default_caption_text
[*] default_caption_text
[*] default_caption_text
[*] default_caption_text
[*] default_caption_text
[*] default_caption_text

Lo que no hay que perderse en venecia

Palacio Ducal y Basilica de San Marcos
Palacio Ducal y Basilica de San Marcos
Una visita imprescindible para comprender la majestad de la República de Venecia y conocer su historia. El Palacio Ducal, residencia del Dux, sede de gobierno y de las magistraturas, acoge también salas de armas, tribunales y prisiones.
La Basílica de San Marco, donde yacen los restos del Evangelista San Marcos, durante siglos capilla privada del Dux, es hoy la catedral de la ciudad: mil años de historia, arte y devoción religiosa se concentran en este lugar iluminado por el oro de sus mosaicos.
Itinerarios secretos del Palacio Ducal
Itinerarios secretos del Palacio Ducal
El Palacio Ducal no es sólo la majestuosidad de sus salas institucionales y de los apartamentos ducales, sino también las Oficinas de la Cancillería secreta, la Cámara del Tormento y los tristemente célebres “Piombi”, las prisiones ubicadas en las buhardillas del Palacio.
A través de un laberinto de locales y de pasillos angostos se puede ver también la prisión en la que fue retenido Casanova y el artesonado de la inmensa Sala del Mayor Consejo.
De San Marcos a Rialto
De San Marcos a Rialto
En el curso de la milenaria historia de la República de Venecia, La Plaza San Marcos ha sido siempre el corazón de la vida política, religiosa y social.
Partiendo de este lugar, rodeado de bellezas arquitectónicas como la Basílica de San Marcos, el Palacio Ducal, la Librería Marciana, el Campanario y la Torre del Reloj, este paseo conduce al visitante entre calles, plazuelas, puentes y canales y lo lleva a descubrir rincones desconocidos, sin por ello olvidar los lugares más famosos, como el Puente de los Suspiros y el puente de Rialto, el más antiguo del Canal Grande.
Frari y San Rocco
Frari y San Rocco
Santa Maria Gloriosa dei Frari (Santa María Gloriosa de los Frailes) es una espléndida iglesia franciscana que se ha ido enriqueciendo en el curso de los siglos con numerosas obras de arte que van desde la escultura de Donatello hasta Canova y desde la pintura de Paolo Veneziano (en el siglo XIV) hasta las obras de los grandes maestros del Renacimiento veneciano, Bellini y Tiziano.
A pocos pasos de Santa María Gloriosa se encuentra la Escuela de San Rocco (San Roque), prestigiosa sede de la cofradía para la cual Tintoretto, trabajando periódicamente a lo largo de veinte años, creó su obra maestra, un inmenso ciclo de lienzos en los que representó las historias del Antiguo y del Nuevo Testamento.
Las gallerias de la Accademia
Las gallerias de la Accademia
Es la mayor colección de pintura veneciana. En sus salas se pueden admirar las obras maestras de los pintores venecianos: desde las tablas de inspiración bizantina de los maestros del siglo XIV hasta los paisajes del XVIII, pasando por el triunfo del color de los artistas del Renacimiento veneciano con las obras maestras de Bellini, Giorgione, Tiziano, Tintoretto y Veronese.